domingo, 27 de noviembre de 2022

Comenzamos el Adviento

¡Paz y Bien herman@s!

    Hemos finalizado el año litúrgico y comenzamos con este Domingo un tiempo especial y muy hermoso que nos ayudará a prepararnos al gran momento, acontecimiento de la Navidad, no solo recordar y celebrar, sino “volver a vivir"...

       En este I domingo de adviento, se nos hace una llamada, una invitación a estar despiertos… a no dejarnos aletargar y enredar por la rutina cotidiana.. y a descubrir la presencia del Señor… Pasó así en la historia de Israel, en la historia de la Iglesia, en nuestra propia vida, podemos tener momentos “de paso” del Señor… pero solo sabremos descubrirlo si tenemos un corazón atento y abierto a Su presencia.


RECIBIR al estilo de María… con un corazón humilde… mostrando nuestra debilidad, nuestra fragilidad y pequeñez… un corazón que se sabe necesitado, así era el resto de Israel… que esperaba al Mesías no como los fariseos, con su idea preconcebida de un Mesías dominador y potente… Jesús viene en la fragilidad, en lo escondido, en la humildad…

Vamos a recibir ahora un trocito de algodón… es un tipo de tejido débil, que solo se hace fuerte y duro cuando se moja… que representa suavidad y es humilde y frágil…

Pensamos en esas situaciones en que nos sentimos débiles, frágiles y necesitados… y pongámoslas en la cuna de Jesús… solo unidos a él seremos fuertes… 

Mientras la depositamos en la cuna.



















No hay comentarios:

Publicar un comentario

... y vuelven los Reyes Magos

 ¡Paz y Bien amig@s! Parece que este año nos hemos portado muy bien, porque hoy hemos recibido a los Reyes Magos, otra vez. Con mucha alegrí...