Ir al contenido principal

Inmaculada Concepción

Dentro del marco del Adviento, nos encontramos con la Solemnidad de la Inmaculada Concepción de María. 

Lectura del Evangelio según San Lucas. 1, 26-38

En aquel tiempo, el ángel Gabriel fue enviado por Dios a una ciudad de Galilea llamada Nazaret, a una virgen desposada con un hombre llamado José, de la estirpe de David; la virgen se llamaba María. El ángel, entrando en su presencia, dijo: «Alégrate, llena de gracia, el Señor está contigo». Ella se turbó ante estas palabras y se preguntaba qué saludo era aquél. El ángel le dijo: -«No temas, María, porque has encontrado gracia ante Dios. Concebirás en tu vientre y darás a luz un hijo, y le pondrás por nombre Jesús. Será grande, se llamará Hijo del Altísimo, el Señor Dios le dará el trono de David, su padre, reinará sobre la casa de Jacob para siempre, y su reino no tendrá fin.» Y María dijo al ángel: «¿Cómo será eso, pues no conozco a varón?». El ángel le contestó: «El Espíritu Santo vendrá sobre ti, y la fuerza del Altísimo te cubrirá con su sombra; por eso el Santo que va a nacer se llamará Hijo de Dios. Ahí tienes a tu pariente Isabel, que, a pesar de su vejez, ha concebido un hijo, y ya está de seis meses la que llamaba estéril, porque para Dios nada hay imposible». María contestó: «Aquí está la esclava del Señor; hágase en mí según tu palabra». Y la dejó el ángel. 

Palabra del Señor





INMACULADA CONCEPCIÓN

Inmaculada Madre de Dios, Reina de los cielos, Madre de misericordia, abogada y refugio de los pecadores: he aquí que yo, iluminado y movido por las gracias que vuestra maternal benevolencia abundantemente me ha obtenido del Tesoro Divino, propongo poner mi corazón ahora y siempre en vuestras manos para que sea consagrado a Jesús.
A Vos, oh Virgen santísima, lo entrego, en presencia de los nueve coros de los ángeles y de todos los santos; Vos, en mi nombre, consagradlo a Jesús; y por la filial confianza que os tengo, estoy seguro de que haréis ahora y siempre que mi corazón sea enteramente de Jesús, imitando perfectamente a los santos, especialmente a San José, vuestro purísimo esposo. Amén.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Por aquí, todo esta muy bien

¡Paz y bien herman@!

Desde nuestra casa, queremos hacer llegar a todos los familiares de nuestros residentes un aliento de tranquilidad, de que estamos bien y de que pronto nos veremos.

Deseamos que disfrutéis de este vídeo.

UNID@S EN LA ORACIÓN.


¡Resistiremos!

¡Paz y Bien herman@s!

Os queremos hacer llegar nuestro animo y para que sepáis que estamos poniendo todo de nuestra parte para que el "bichito" ni entre en nuestra casa.


Los cuidamos.....

¡Paz y bien herman@s!

También os queremos hacer llegar de que manera nuestros trabajadores cuidan a vuestros familiares. Aquí os dejamos un pequeño detalles.

¡Disfrutad!