jueves, 5 de enero de 2023

Ya viene los Reyes Magos

 ¡Paz y Bien amig@s!

En un día tan especial como hoy, con gran alegría, y en nombre de nuestro Señor, Dios Altísimo, Creador de cielo y tierra, Padre providente y bondadoso, mis queridos y Santos Reyes Magos de Oriente, recibid hoy la Coronación y la Bendición en el nombre de Jesús, hecho Niño en Belén, nuestro Salvador y Redentor.


















A ti, Melchor, el Rey más mayor, proveniente del viejo continente europeo, símbolo de la tradición, la sabiduría y la cultura. Tú entregaste al Niño de Belén, tu mejor oro, queriendo así poner a sus pies todo lo bueno de tu vida. Él, pequeño Jesús, te corona hoy con la virtud de la CARIDAD. La Caridad, que es el mejor “oro” que puede brotar de nuestro corazón; el amor para que sigas haciendo regalos a todos los niños del mundo y a toda la humanidad.

En nombre de Jesús, hecho Niño en Belén, nuestro Salvador y Redentor, recibe la corona de la CARIDAD.




A ti, Rey Mago Gaspar, fuerte, valiente y tenaz, tu provienes de tierras asiáticas, castigadas muchas veces por tragedias, que hacen a sus pueblos sufrir, pero también, tierras ricas, fuertes, luchadoras y hospitalarias. Tu ofreciste a Jesús, hecho Niño, tu incienso, símbolo del olor de tus buenas obras, reflejo de un corazón que busca ser don y regalo para los demás. Por eso, Él, pequeño Jesús, te corona hoy con la virtud de la FE. Fe, que te hace seguir adelante en el camino aunque la estrella se oculte; Fe que ayuda a no desanimarse cuando llegan los problemas, porque confía en la Palabra de Dios,

En nombre de Jesús, hecho Niño en Belén, nuestro Salvador y Redentor, recibe la corona de la FE.





       A ti, Majestad Baltasar, nuestro querido y preferido rey “negro”. Tú eres el más joven, eres la audacia y la ilusión, la alegría y la inocencia. Tú representas al nuevo continente, a los pueblos que aún están en búsqueda de ese Niño Jesús al que tú le llevaste la mirra. Mirra, que nos viene a decir que aunque haya momentos de sufrimiento, ellos también pueden ser valiosos y preciosos ante los ojos de Dios. Al entregar tu mirra a los pies del Niño, pusiste a sus pies los sufrimientos y dolores de toda la humanidad, por eso, Él, pequeño Jesús, quiere hoy colocar en tu sien la corona de la ESPERANZA, para que nos ayudes a confiar siempre, en la bondad de Dios y en la bondad de los hombres.

En nombre de Jesús, hecho Niño en Belén, nuestro Salvador y Redentor, recibe la corona de la ESPERANZA.






Y después de la coronación de sus Majestades los Reyes Magos, dieron paso a entregar los regalos a cada uno de los residentes, además de personal. 


























































































































































Desde esta casa damos las gracias a sus Majestades los Reyes Magos de Oriente que han traído ilusión y alegría a nuestra Residencia. Les deseamos un feliz viaje y que el Niño Jesús le Bendiga y les siga guiando en su vida.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

... y vuelven los Reyes Magos

 ¡Paz y Bien amig@s! Parece que este año nos hemos portado muy bien, porque hoy hemos recibido a los Reyes Magos, otra vez. Con mucha alegrí...