Ir al contenido principal

Día Natividad

¡Paz y Bien!, Estamos ya a las puertas del día de la Natividad, del día de la Nochebuena. Este grande y hermoso día en el que celebramos, cada año, que Jesús nace entre nosotros, se hace uno de nosotros. Es tan grande este Misterio, un Misterio pleno de Amor de Dios por nosotros sus hijos, que solo lo podemos comprender desde el silencio y la oración.


Hoy vemos en el Evangelio, como el Señor lleva la historia de nuestra vida, también la de su Hijo Jesús. Un censo, ordenado por un emperador romano provoca el cumplimiento de las antiguas Escrituras que llenaban de vida y sentido al pueblo de Israel.
También vemos en el Evangelio que Jesús no llega a su pueblo en medio de esplendores, de grandes acontecimientos, sino que solo María y José fueron realmente conscientes de lo que estaba pasando aquella noche.
A los pastores se les anuncia una Buena Noticia, ellos estaban vigilantes pero jamás se hubieran esperado algo así.
Lo primero, lo grande y hermoso del Amor de Dios por nosotros su hijos, sus criaturas, un Amor que no duda en entregar a su propio Hijo para que sea nuestra salvación. Y no sólo nos lo entrega sino que Jesús se hace uno de nosotros, viene pequeño, necesitado, frágil… para que no tengamos miedo de acercarnos, no tengamos miedo de abrirnos a su ternura, a su amor.
También aprendemos cómo nos quiere Jesús, Él no viene en nuestra fortaleza, en nuestros méritos, sino que donde más se hace presente es en la debilidad. Podemos aceptar el sufrimiento, la pobreza, podemos ser felices en medio de situaciones difíciles, porque Jesús se hace uno de nosotros en la sencillez y el amor.

El mensaje más importante de esta noche es ¡No tengáis miedo!... Dios se acerca a nosotros, no debemos tener miedo, porque Dios siempre, pase lo que pase ya está con nosotros, nos invita a abrirnos a Su Amor, a acogerle y a llevar ese amor a los demás.

    Colocaremos la Vela de la Luz de Belén: Ya no encenderemos una vela más, como quien espera, sino que colocaremos en nuestro portal la Luz que viene de Belén, la Luz que Jesús mismo nos regala.




    Colocamos 1 Figura del portal:
Nuestra figura esta semana, es, Jesús, Nuestro Niño Jesús, el más importante del portal, sin el cual nada tendría sentido. El que nos trae el amor del Padre y nos enseña a amarnos unos a otros.


  Colocamos hoy en nuestro árbol  La Estrella de Belén:
Esta estrella que guió a los Magos, esta Estrella que es señal de una estrella mayor para nosotros, Jesús. Quién nos guía y nos conduce en nuestra vida. Y, hoy al colocar la Estrella, no vamos a poner nosotros intenciones, sino que vamos a recibir. Recibimos el regalo de ser “estrellas”.


Recibimos el regalo de ser “estrellas”, reflejo de la luz de Jesús, también nosotros para los demás.
















Comentarios

Entradas populares de este blog

Por aquí, todo esta muy bien

¡Paz y bien herman@!

Desde nuestra casa, queremos hacer llegar a todos los familiares de nuestros residentes un aliento de tranquilidad, de que estamos bien y de que pronto nos veremos.

Deseamos que disfrutéis de este vídeo.

UNID@S EN LA ORACIÓN.


¡Resistiremos!

¡Paz y Bien herman@s!

Os queremos hacer llegar nuestro animo y para que sepáis que estamos poniendo todo de nuestra parte para que el "bichito" ni entre en nuestra casa.


Los cuidamos.....

¡Paz y bien herman@s!

También os queremos hacer llegar de que manera nuestros trabajadores cuidan a vuestros familiares. Aquí os dejamos un pequeño detalles.

¡Disfrutad!